Anatomía Viva

Definición de salud por bioconectiva

Para llegar a nuevos horizontes, vamos a usar el conocimiento y los estudios anatómicos actuales
para redefinir los conceptos y conectar la información de una manera que hasta ahora no se había contemplado.
Dónde la salud no es algo externo a ti.

La salud es el balance
entre las fuerzas de expansión y contracción

(éstas aseguran el libre fluir
del movimiento celular y sus mareas)

La anatomía y fisiología detrás de bioconectiva®

Contemplamos el órgano intersticial como el potencial de la salud humana,
junto con los campos emocionales y mentales, y la unidad motora esencial de la vida: el pulsar®.

El órgano intersticial

El entramado de fascias que comunica el cuerpo, desde lo más diminuto, al cuerpo completo con sus partes.
Tiene unas funciones propias que aseguran el correcto funcionamiento del cuerpo y su salud.

Pulsar

Es el movimiento de contracción y expansión propio de los seres vivos, e indispensable para que las células estén saludables.
A nivel microscópico somos bombas pulsantes,
Las afectaciones orgánicas a nivel celular son una disfunción de esta unidad básica de expansión y contracción.

Estrés psicoemocional y epigenética

El estrés psicoemocional tiene un impacto en el movimiento celular del tejido intersticial, que sostenido en el tiempo, genera disfunciones orgánicas más sólidas, como las enfermedades o dolores.

El órgano intersticial: la base de nuestra salud

Es también el órgano de la forma, abarca todo el cuerpo y las funciones esenciales para la salud del cuerpo.
También recibe el nombre de tejido conectivo, conjuntivo o fascias.

El órgano intersticial envuelve y protege casi cada estructura de nuestro cuerpo.

Cada parte de nuestro cuerpo queda conectada tanto mecánica como fisiológicamente. Cualquier afectación, contractura o distensión afecta por el principio de biotensegridad al resto del cuerpo.

El correcto funcionamiento de este entramado de fascias va a ser indispensable para la salud del cuerpo.

Nuestro cuerpo está formado por 50 billones de células que cooperan. La salud es el buen funcionamiento y comunicación de toda nuestra sociedad celular. El órgano intersticial se encarga de conectarlas.

Tratamos el buen funcionamiento del órgano intersticial al completo, más que un tejido individual de una zona aislada, para que repercuta más efectivamente en la globalidad de nuestra salud

Funciones del órgano intersticial

Es básico comprender las funciones del entramado de fascias para comprender el impacto que tiene en nuestra salud

Rodea los todos los órganos y estructuras, les da la forma óptima y la función fisiológica que tienen Es el órgano de la forma Los engrosamientos/estrangulaciones son la disfunción. Varices, venas finas​

Asegura el deslizamiento de las estructuras que protege con otras Lubrica las capas La disfunción sería falta de movilidad e irritación interna

La fascia es la primera barrera defensiva. En un golpe, se endurece para ser el escudo, disipar y amortiguar el golpe. La fragilidad capilar es una disfunción.​

Las fascias aúnan las distintas capas del cuerpo. Pegan las estructuras entre ellas.
Las roturas tendinosas son la disfunción

El bombeo lleva consigo alimento y oxígeno a todo el cuerpo y la eliminación de residuos. La disfunción serían zonas deshidratadas, malnutridas o intoxicadas

Por comunicación mecánica cualquier afectación a una punta del cuerpo va a afectar a otra El efecto son las efectos reflejos, compensaciones y conexión globalizada

Por las funciones que el órgano intersticial desempeña en las estructuras esenciales del cuerpo,
cualquier afectación de éste va a repercutir fisiológicamente a nuestra salud

Pulsar: la esencia de la vida

La vida es un latido continuo. Contracción y expansión. Las ondas generadas se propagan por el agua que somos

Las células laten para alimentarse, reproducirse, respirar y eliminar sus residuos.

Estas células crean unidades más grandes (los órganos y vísceras), que son agrupaciones de células especializadas en un tipo de latir.

Los pulmones laten para respirar, el corazón late para impulsar la sangre, el estómago late para digerir o los intestinos laten para eliminar el bolo alimenticio.

El movimiento pulsante del cuerpo es inherente a estar vivo.

Un exceso de contracción o un exceso de relajación va a producir una disfunción a nivel celular, que más tarde podrá ser una enfermedad o un dolor.

Recuperamos el pulsar de los tejidos y órganos para el funcionamiento esencial de la vida.

Nuestro diseño humano requiere un equilibrio entre la contracción-expansión del órgano intersticial

Epigenética y el estrés el origen de las disfunciones en el órgano intersticial y en el cuerpo

Cada vez somos más conscientes que nuestro estilo de vida es lo que nos enferma

La tensión física que produce el estrés – adrenalina y cortisol – afecta al órgano intersticial (entramado de fascia) y nos abre a una nueva consciencia que todo está conectado con todo.

El residuo del estrés psico-emocional de tensión o distensión afecta a este órgano y lo somatiza en tu cuerpo.

Sostenido en el tiempo va a derivar a una disfunción del tejido conectivo y a la afectación de cualquier función anteriormente nombradas.
Afectaciones orgánicas, dolores, enfermedades.

La epigenética investiga la afectación del medio ambiente – estrés, emociones, creencias, comportamientos – sobre el funcionamiento genético de nuestro cuerpo.

Usamos los descubrimientos de la epigenética para ayudar al cuerpo de una manera más completa

"El mundo está lleno de personas que viven con un miedo constante a que, algún día inesperado, sus genes se vuelvan contra ellas. Piensa en la cantidad de gente que cree que es una bomba de relojería; esperan a que el cáncer explote en su vida"
Dr. Bruce Lipton

El 95% de las enfermedades 'genéticas' son causadas
por factores medio ambiantales (estrés, emociones y creencias)

El cuerpo reacciona al estrés y a las situaciones de la misma manera,
sin importar que el origen sea emocional, mental o físico.

El estrés no es malo, aunque, a largo plazo, va a influir orgánica y anímicamente, aunque no exclusivamente, en:

  • Dolor físico, falta de movilidad, sensación de pesadez y articulaciones "oxidadas", cansancio y extenuación
  • Falta de concentración, problemas de memoria y sueño
  • Ira, irritabilidad y agresividad.
  • Debilitamiento del sistema inmunitario, aumento de las alergias.
  • Empeoramiento de patologías, como el asma.
  • Sentimientos de fracaso, ansiedad y depresión.
Las emociones no nos enferman, sino el estrés continuado de éstas, por la afectación orgánica. Muchas de las dolencias y enfermedades de la edad son sólo un cúmulo de tensiones orgánicas más pequeñas no resueltas durante largo tiempo, que desembocan en una cadena de compensaciones y tensiones, que afectan el cuerpo y sus funciones de manera más global.

«Cuando el ambiente no era el óptimo, las células enfermaban. Si equilibraba de nuevo el ambiente, estas células ‘enfermas’ se revitalizaban»

Dr. Bruce Lipton