Somos seres extraordinarios

💭Como científicos, exploradores e investigadores y personas en búsqueda de nuevas respuestas, vamos a tener que abrir la mente y soltar lo que habíamos creído cierto para poder reformular los dogmas actuales desde los fundamentos.

Sólo así podremos avanzar en el conocimiento del Ser humano como un completo.

E inexorablemente este conocimiento nos llevará a comprender una simple verdad: NO TENEMOS NI IDEA DE NADA.

La magnificiencia de la creación es tan grande que en la mente racional sólo podemos atisbar porciones de ésta.
Es abrumadora la perfección con la que estamos creados, nuestro cuerpo y cómo funciona.

Vislumbramos algunas partes y es tan enorme que sólo nos podemos rendir a comprender realmente que, a cada paso que damos para comprender cómo funcionamos, nos lleva a un estado de vacío de nuestras creencias de cómo estamos creados.

Como si estuviéramos en medio del basto universo, dónde la creación es tan grande, que no podemos llegar a recogerla en su completo.

La mente humana es suficientemente limitada como para no poder retener toda su visión al completo cada una de las partes y el conjunto al completo. Y esta es una sensación a la que nos debemos ABANDONAR cuando empezamos a ver el cuerpo.

Como personas que de alguna manera queremos ayudar al cuerpo, vamos a tener que rendirnos a la sabiduría y a la inteligencia del cuerpo.

Rendirnos a la grandeza y que los 50 billones de células que somos, son más inteligentes que nuestra mente.

Que el cuerpo tomará decisiones siempre para mantenernos con vida y siempre serán las mejores, aun nosotros no teniendo ni idea del por qué.

Sin duda, nos acercamos a un ente con una inteligencia superior y muy distinta a la nuestra, y por ello, vamos a intentar ser una herramienta para apoyarlo y ayudarlo, reconociendo que no tenemos la verdad absoluta y que no sabemos nada.

Desde este punto de ver lo sagrado, lo magnificiente y su sabiduría, estamos en el punto óptimo para abrirnos a que nos cuente algo que desconocemos al completo: nuestro cuerpo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.