Tensegridad de la columna vertebral

La tensegridad es un sinónimo a la «integridad tensional» o «compresión flotante». Este tipo de estructuras están compuestas de componentes que soportan la compresión que están conectadas, por otros en tensión/tracción y cualquier modificación por pequeña que sea en una parte, va a afectar a todo el conjunto.

Como en una telaraña, cuando hay una tensión en uno de los hilos, toda la estructura, y la repartición de fuerzas dentro del sistema se va a tener que compensar, para adaptarse y no romperse. Esto sucede mecánicamente por la estructura física que tiene.

Así pues, la wikipedia la define así.

La Tensegridad es un principio estructural basado en el empleo de componentes aislados comprimidos que se encuentran dentro de una red tensada continua, de tal modo que los miembros comprimidos no se tocan entre sí y están unidos únicamente por medio de componentes traccionados.

wikipedia
Modelo de construcción por tensegridad, formada por tres barras y 9 tensores.
Construcción tenségrica. Cabe destacar la cantidad de tensores (los que soportan tracción), por cada estructura rígida (los que soportan compresión).

En el cuerpo, la columna vertebral tal como está constituida sigue las reglas de tensegridad, y si lo conectamos con el resto de conocimiento, encontramos una de las piezas de la continuidad física y corporal.

También es importante, otra sección de la misma página de wikipedia:

Una estructura constituye un sistema de tensegridad si se encuentra en un estado de autoequilibrio estable, formado por elementos que soportan compresión y elementos que soportan tracción.

Es precisamente por la tensegridad de la columna, que los terapeutas manuales podemos desempeñar un papel importante en el apoyo de estas afectaciones, pero esto lo trataremos en otro momento.

Por ahora, debemos comprender que no podemos separar el cuerpo en piezas de un puzle isolado. Todo está conectado. Es algo que no me cansaré de repetirlo. Desde los músculos, los huesos al tejido conectivo que lo está envolviendo todo. Primeramente vamos a profundizar en los músculos.

Tensegridad en la naturaleza

Aunque este tipo de construcción se considera inventada por Richard Buckminster Fuller, ya era usada por la naturaleza, tanto en nuestro cuerpo humano como en los animales.

Os dejamos unos ejemplos de estructuras tenségricas.

Estructura de tensegridad de un caballo
Estructura conectada de un caballo
Estructura de tensegridad de un conejo
Analizando los huesos y músculos de un conejo, vemos perfectamente la estructura interrelacionada

Ventajas de construcción tenségrica

La construcción basada en los modelos de tensegridad tiene diversas ventajas que son aprovechadas en el cuerpo humano.

  • No presenta puntos de debilidad local.
  • Resulta factible el empleo de materiales de forma económica y rentable.
  • Las tensegridades no sufren a torsión y el pandeo es un fenómeno raramente presente en ellas.
  • Se tiene la capacidad de crear sistemas más complejos mediante el ensamblaje de otros más simples.

Tensegridad en la columna vertebral: Los paravertebrales

Para comprender la de la columna vertebral, el primer paso será revisar los elementos de compresión como las vértebras. Pero esta parte ya la conocemos, es la más visible. Así que vamos a ir a las estructuras de tensión y tracción: los músculos paravertebrales

Comprendemos los paravertebrales como un conjunto de músculos que tienen acción en la columna.
La función que tienen estos músculos es la de mobilizar de la columna vertebral, sujetarla y compensarla. Para dar movimiento a la estructura, estos conectan las vértebras entre todas y cada una de ellas.

Para que una estructura sea tenségrica, las partes que soportan la compresión (en nuestro caso los huesos) tienen que relacionarse con las otras partes con cables de tracción (en nuestro caso son los músculos).

Así pues encontraremos que siempre hay más componentes de tracción que los de compresión, porque son estos quienes conectan la estructura, la compensan y le dan una coherencia al conjunto.

Primera capa

músculos interespinales
Los músculos interespinales conectan las vértebras con sus vecinas directas
Músculo espinal del cuello

Músculos como el espinal del cuello, ya conecta con vértebras, más más distantes.

En estas imágenes podemos ver el conjunto de músculos más pequeños, que recorren toda la columna. Cada pieza está conectada con los vecinos directos, y más lejos. Pero la estructura de los paravertebrales es más compleja.

Músculos como los multifidos son una parte clave para la relación con el conjunto más cercano.

Segunda capa

Músculo semiespinoso
Imagen de alamy.com

Por encima de los músculos interespinales, nos encontramos unos músculos más grandes que conectan ya grupos de vértebras más lejanas.

El músculo semiespinoso dorsal empieza a dar una forma al conjunto.

Con este tipo de músculos empezamos a ver la conexión que el cuerpo tiene entre cada una de las partes. Ya empezamos a no poder separar las lumbares de las primeras cervicales, porque físicamente están unidas.

Cuanto más ves cómo está conectado el cuerpo, más te das cuenta que todas las piezas están relacionadas. Que no existe una parte aislada, y de hecho, si la hay, está enferma. La unidad del cuerpo y la comunión de cada una de las partes es necesaria para que todo el conjunto esté sano.

Tercera capa

Y ya por último, nos encontramos con una capa de músculos que está conectando y recogiendo grandes zonas, conectando los movimientos largos de la columna con el conjunto.

Si pudiéramos imaginar que estos músculos, allí donde terminan, continúan las conexiones con otros músculos, podrímos empezar a vislumbrar esta conexión de la que os hablo.

Músculo dorsal ancho
Imagen con más músculos paraverebrales para ver su conexión
En esta imagen podemos ver un sistema más completo, con las conexiones musculares sólo visible en uno de los lados, y una de las capas de

Conexión con la cabeza

Funcionalmente el craneo es como una vértebra más. Está conectado al resto y también está conectado a la columna con músculos como el esplenio o el erector de la columna.

Músculo esplenio
Músculo esplenio
Músculo erector de la espina
Músculo erector del cuello

Nuestra intervención como terapeutas manuales

Los paravertebrales son una pieza clave de la tensegridad de la columna vertebral, aunque no la única. Existe una espiral de tejido conectivo que la está envolviendo y asegurando su función.

A la que empezamos a conectar cómo funciona el cuerpo, la estructura de tensegridad de las células, la gravedad, la tensión y los descubrimientos Wolff, con las articulaciones de las vértebras, veremos que hay un mundo en el que aliviar un dolor de las hernias discales o de disco, o una protusión discal, es posible.

un esquema simplificado de la columna vertebral
Haciendo una reducción simplista, podemos comprender la columna de la misma manera

Todo ello lo indagaremos en otro post.

Y más en los webinarios gratuitos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.